La herencia artístico documental de Pinazo y de sus hijos ha llegado hasta nosotros gracias al buen hacer de su nieta Esperanza Pinazo Martínez (1929-2007) y del marido de ésta, Eugenio Casar, quienes después del fallecimiento de su padre, el escultor Pinazo Martínez, decidieron transformar la residencia familiar en una Casa-Museo.

Adquirida en 1887 por Ignacio Pinazo Camarlench y su esposa Teresa Martínez, la Casa Museo Pinazo es el medio principal por el que el legado artístico y documental de Pinazo y sus descencientes ha llegado a nuestros dias en unas excepcionales condiciones de integridad, coherencia y calidad de conservación.

Situada en el municipio de Godella, muy próximo a la ciudad de Valencia, la Casa Museo Pinazo es uno de esos lugares que permite al visitante acercarse a otra dimensión temporal. Rodeado por cuadros, esculturas, utensilios, mobiliario, libros y otros objetos de la época podrá contemplar la obra de los artistas que allí vivieron: Ignacio Pinazo Camarlench (1849-1916) y sus hijos, el pintor José Pinazo Martínez (1879-1933) y el escultor Ignacio Pinazo Martínez (1883-1970).

casa-museu-

Su estructura tradicional

Se corresponde tipológicamente con la vivienda rural de esta comarca. Ubicada entre medianeras, consta de una sola altura y planta “a dos manos” vertebrada por una sala corredor central, antiguo paso para carros, perpendicular a la calzada, en cuyas esquinas se disponen las cuatro habitaciones.

El espacio destinado a corral

Fue transformado en un pequeño jardín y el que habitualmente se utilizaba para cuadra sería ocupado por el taller. Estos dos elementos fueron vitales para Pinazo. La zona ajardinada está decorada con azulejos cerámicos reunidos por él y poblada por macetas y diferentes plantas y flores (aspidistras, lirios, buganvillas, malvas, rosas, calabazas, ficus, pothos y otras), creando un entorno idóneo para el reposo, la tregua en el trabajo o la meditación a la que tan proclive era. El gran pino que se alza en un lateral lo plantó hacia 1945 su hijo Ignacio, algunas de cuyas esculturas ennoblecen el patio.

casa-museu-3
casa-museu-2

Por lo que se refiere al estudio

La última pieza al fondo del inmueble, es una construcción singular, autónoma y compacta, proyectada probablemente por el propio artista antes de 1900. El estudio no sólo denota sensibilidad constructiva, sino que constituye una buena traslación a la arquitectura de las reflexiones de Pinazo sobre la luz y el color. De elevada altura y amplia vidriera orientada al norte, se vincula a un semisótano que contiene una parte de la colección.

La Casa Museo alberga igualmente una nutrida colección de dibujos, apuntes, cartas, escritos, publicaciones periódicas y libros que obligan a historiadores y estudiosos a peregrinar a Godella en busca de una documentación que únicamente aquí puede consultarse.

(Fuente: a partir de un texto de Jose Luis Alcaide y José Ignacio Casar Pinazo).